Presentación de OREKA MENDIAN en la subasta de ganado de Arkaute

Dentro  del programa de Subasta oficial de ganado vacuno, ovino y caballo de monte del país vasco, celebrado entre los días 21 y 22 de abril de 2018 en Arkaute (Alava), se presentó a técnicos, gestores, ganaderos y asistentes en general, el proyecto  LIFE OREKA MENDIAN “Conservación y gestión de los pastos de montaña del País Vasco”.

Las razas participantes en dicha subasta (pirenaica y terreña en ganado vacuno, latxa en ovino y en equino el caballo de monte del País vasco) son animales, en gran parte, incluidos en explotaciones agroganaderas con un aprovechamiento en pastoreo extensivo de los pastos de montaña, objeto de estudio del proyecto LIFE OREKA MENDIAN, durante la primavera y verano y gran parte del otoño.

Los agroecosistemas pastorales que se originan en este uso transtermitante del territorio por las explotaciones agroganaderas, están sometidos a una larga historia de pastoreo por sociedades ganaderas bien adaptadas por lo que en estos casos, el pastoreo no es una perturbación sino que forma parte esencial del sistema, es un elemento más, necesario para mantener sus características y especies. El ser humano como dinamizador de estos agroecosistemas toma decisiones en el manejo del ganado (tipo de animales, razas, cargas ganaderas), en la estructura de la vegetación (desbroces, cercados, reforestaciones), en la mejora de la fertilidad del suelo (fertilización, tipos y dosis de abonos, encalado) en definitiva moldea, configura el paisaje de montaña.

Agroecosistemas sanos

Todas las decisiones y pautas de manejo tienen su reflejo en el agroecosistema, y a su vez estas actuaciones derivan de las condiciones abióticas y bióticas del medio. El agroecosistema estará sano si está funcionando bien en todos los procesos principales de producción primaria, descomposición, reciclaje de nutrientes, etc. y si es capaz de cambiar o evolucionar a largo plazo. Los agroecosistemas varían enormemente dependiendo de la intensidad de la gestión humana. A este respecto, y en relación con la biodiversidad, es relevante mencionar que los agroecosistemas de baja intensidad, como son los agroecosistemas pastorales, dependientes de entradas (inputs) externas a niveles bajos, han sido desde antiguo fuentes importantes y guardianes de la biodiversidad.

En este contexto general se plantea el proyecto LIFE OREKA MENDIAN con el objetivo general de proponer escenarios de manejo acordes con los potenciales ecológicos y las necesidades de los usuarios en regiones de montaña como el País Vasco, contribuyendo de esta manera a la  conservación de los pastos de montaña, y por ende a la revitalización del medio rural.

.